Ese preciso instante

Anoche mientras me quedaba dormida, entre las líneas de mi libro me acordé de algo que había pensado durante el día y que me parecía genial. Terminé de recordarlo y me pregunté si valía la pena salir de la cama para anotarlo, sabiendo a conciencia que lo iba a olvidar.
Cerré los ojos y lo dejé ir. Por primera vez supe el instante en que había olvidado algo.
Pensé que lo mas importante para recordar era, justamente, el momento del olvido y no la memoria misma.
Hoy busqué y no está mas. Sin dudas fue anoche cuando olvidé la idea. El momento que recuerdo es el del olvido.
Y así mi vida.

Etiquetas:

posted by Libelula de Acero @ 10:32,

3 Comments:

At 4 de diciembre de 2008, 13:50, OpenID Ramiro said...

menos mal que se acuerda de los olvidos. Algo es algo.

 
At 4 de diciembre de 2008, 15:43, Blogger Libelula de Acero said...

Cuando lo publiqué, pens{e que post tan a la abecedarios. Muy loco.

 
At 5 de diciembre de 2008, 8:35, OpenID Ramiro said...

Dios los cría...
:)

 

Publicar un comentario

<< Home


© 2006 Free counter and web stats